ALBERT, Carlos / ALONSO, Mayte / CASAÑÉ, Albert / A.PÉREZ / C.SANMARCELLI / SOLÍS, Mar

Entrelíneas

Junio 2004

Carlos-AlbertCorinne-SanmarcelliAna Pérez-Pereda

Carlos Albert (Madrid, 1978)

“… Para Carlos Albert, eterno admirador de Chirino y Chillida, la razón de ser de su obra es la geometría. Y cree que no es necesario buscarla porque emerge de la propia escultura, algo que realmente ocurre en sus obras, sabia combinación de madera y hierro, con la geometría a flor de piel.” Milagros López.

Corinne Sanmarcelli (París, 1953)

La omnipresencia de sillas, sofás, butacas, en su escultura no se da por azar, para Corinne “una silla no ocupada simboliza la soledad”. “El arte es liberarse del yugo del tiempo pero también exorcizar el miedo al vacío y la ausencia”, y añade: “mi obra se dirige cada día más hacia la miniatura. Mis temas son claramente femeninos: lo cotidiano, los objetos, los muebles, el mundo de la infancia, la ropa, la comida…”

Ana Pérez Pereda (Madrid, 1967)

“En los límites y en la fragmentación está su fuerza, la sutileza de un lenguaje, que se gira hacia la claridad, que arma un volumen, entre materia y vacío, dejando las huellas de una extraña, despojada y adolescente canción.”

CasañeMar SolísMayte-Alonso

Albert Casañé (Barcelona, 1961)

“Albert Casañé vuelve a dibujar en el aire con leves líneas de hierro. Dibuja esculturas de mundos vacíos, con líneas fluidas de hierro y sombras que piden espacio. Esculpe celosías casi abiertas, rosas del desierto casi abstractas, nubes con caídas de llovizna, mundos paralelos e incompletos.” Juan Bufill – La Vanguardia

Mar Solís (Madrid, 1967)

“… el aire, el espacio libre, la ausencia, la intervención dilatada, el encaje y la modulación de las medidas de longitud, la trayectoria, las direcciones, las aristas, los vértices exteriores, con todo esto cuentan las esculturas de Mar Solís… reducción del volumen hasta el límite preciso para la mera sustentación.” Carmen Pallarés. ABC

Mayte Alonso (Madrid, 1971)

“… hace un largo y pertinaz recorrido desde la tridimensionalidad arquitectónica a la bidimensionalidad fotográfica para regresar a la volumetría a través de las esculturas, cuyas finas siluetas proyectan las líneas básicas de la arquitectura a la que remiten. ” María García Yelo – El Cultural – ABC